Jean Paul Brousset Vasquez

broussete

Antidinámicas

PRIMERA DINAMICA – LA OSCURIDAD: Se apagan las luces, se pone una música de suspenso o terror, y se les pide a los alumnos que cierren los ojos y que se imaginen a la persona que más daño les haya causado o el acontecimiento negativo que más los haya marcado. Luego se prenden las luces y se reflexiona sobre los valores negativos que nos rodean, que, incluso, son parte de nosotros. Para los abogados se les indica que ellos van a

tener que lidiar con esa oscuridad, van a tener que comprenderla, pues muchas veces van a tener que defender a personas oscuras, pero siempre buscando la claridad.

SEGUNDA DINAMICA – EL VACIO: Se va con los alumnos al borde de un piso alto de algún edificio. Se les pide que miren el vacío, que lo contemplen. Al fondo se pone una música de profundidad. Al principio oscura, luego más clara, evocativa. La reflexión final es sobre la caída, sobre ese vacío que sentimos en las profundidades del espíritu cuando nos ocurre algo malo, pero ese vacío se puede transformar en elevación, pues nos corresponde tratar de elevarnos antes que amilanarnos con la sensación de vacío que nos invade. Que tenemos que vencerla.

TERCERA DINAMICA – CONECTADOS: Se les pide a los alumnos que se acerquen a la ventana del aula. Se pone una música reflexiva. Se les indica que el mundo está transcurriendo mientras ellos lo contemplan. Que en ese segundo todo está pasando, todo está ocurriendo mientras ellos miran a esas gentes pasar, caminar, a los buses transcurrir. En ese momento alguien está amando, alguien está llorando, alguien riendo, en ese segundo alguien esta muriendo asesinado, una madre está siendo agredida, un niño está siendo abusado. Está en ellos y en sus posibilidades convertirse en agentes que puedan ayudar a esas personas que segundo a segundo sufren. Pero tienen que conectarse. Tiene que sentirse parte de este todo, responsables por él.