Carlos Portocarrero Gonzales

carlos_portocarreroUna emoción para cambiar el mundo

La neuroeducación nos ha demostrado, científicamente, que la emoción, el deporte, la sorpresa y la experimentación son algunos de los ingredientes necesarios para un proceso de enseñanza verdadero.

El curso de Comprensión y redacción de textos II lo dicté en cuatros salones en el turno noche, donde la casi todos los alumnos trabajan en la mañana y muchos tienen entre 25 y más de 30 años. Además, casi todos no se conocían, ya que son de carreras diversas.

Ante ello, los alumnos llegaban cansados, algunos con sueño, entretenidos con las redes sociales. Ello les dificultaba participar activamente en clase. Era fundamental plantear un proceso de design thinking para innovar las sesiones de clase programadas. Se estableció como insight, la desmotivación hacia un curso de humanidades que no es de la especialidad de su carrera.

Fue necesario implementar estrategias pedagógicas relacionadas con la neuroeduación, que permitiera a los estudiantes, aprender de una manera dinámica; despertar la chispa interna a través de la evocación de emociones. “Tocando su corazón” se abrían fácilmente las puertas del cerebro para el nuevo aprendizaje.

banner-carlos-portocarrero

Descargar versión en alta calidad